Left column

Acceso al sistema para distribuidores:

French English

Elegir idioma:

Encontrar productos

Encontrar soluciones

Welcome to Eco Salud animal


Aivlosin® en aves de corral

 

Enteritis Necrótica

La Enteritis Necrótica, causada por Clostridium perfringens, se observa como una enterotoxemia aguda o crónica en aves de engorde y es uno de los motivos del síndrome de cama mojada. Es más prevalente entre los pollos destinados a la producción de carne de 2 a 6 semanas de edad, alcanzando la prevalencia máxima alrededor de los 25 días, y se está volviendo más frecuente en pavos.



Signos clínicos

Epidemiología

Diagnóstico

Manejo y control



Signos clínicos

Las aves pueden presentar un aspecto deprimido y amontonarse unas con otras; puede observarse una enteritis leve. Es posible una muerte repentina. De no ser así, las aves se recuperan. Sin embargo, en los casos leves, el índice de crecimiento y el índice de conversión alimenticia se ven adversamente afectados y esto puede suponer un problema económico importante.

El Clostridium perfringens puede:

  • Competir con el huésped por los nutrientes.
  • 
Producir toxinas que afectan a las células epiteliales, que a su vez afectan a la absorción de nutrientes.
  • Producir enzimas bacterianas que desconjugan las sales biliares, lo que provoca un trastorno de la emulsificación de las grasas y absorción de lípidos.

Estos factores pueden tener un efecto económico destacado.

Hay problemas de salud y bienestar animal importantes que hay que considerar, ya que la cama mojada puede provocar quemaduras en los tarsos y pododermatitis.

Puede observarse una enfermedad llamada colangiohepatitis en el sacrificio y está asociada con Clostridium perfringens. Esta enfermedad conlleva la prohibición de vender carcasas y/o hígados lo que obviamente tiene una repercusión económica importante. El hígado tiene un color pálido, agrandado y firme. A menudo la vesícula biliar y los conductos biliares también están agrandados.

Volver al principio

Epidemiología

El organismo se puede ingerir (enfermedad exógena) o encontrarse ya presente en el intestino y a continuación aumentar de número debido a algunos estímulos (enfermedad endógena).Hay investigaciones que indican que el organismo puede infectar a las aves en los primeros días de vida.

Se ha detectado Clostridium perfringens en el íleo de polluelos aparentemente normales. Los organismos se hospedan en el intestino delgado y se multiplican rápidamente. Para crecer necesitan condiciones de oxigenación bajas o anaerobias.

La coccidiosis, un cambio a una dieta rica en proteínas, especialmente una que contenga pescado, materias gruesas en la dieta o una descontaminación inadecuada de las instalaciones son algunos de los factores que predisponen a las aves a desarrollar enteritis clostridial.

Volver al principio

Diagnóstico

En la Enteritis Necrótica aguda puede que no se observen signos hasta que empiecen a morir algunas aves. La infección normalmente se produce en la parte inferior del intestino delgado, aunque en casos severos puede extenderse por todo el tubo digestivo. Los intestinos se agrandan (debido a la producción de gases) y la serosa puede presentar un cambio de color (marrón). El contenido es marrón, líquido y maloliente. Las lesiones, en los casos severos descritos, presentan un efecto “toalla“en la mucosa intestinal. La presencia de estas lesiones intestinales indica Enteritis Clostridial.

En la Enteritis Necrótica subaguda se puede observar camas mojadas. Puede que no haya lesiones evidentes. El intestino proximal de pollos normales contiene bajas concentraciones de Clostridium perfringens, pero en pollos afectados se producen concentraciones más altas. El Clostridium perfringens crece utilizando condiciones anaerobias y puede identificarse con técnicas de inmunofluorescencia o mediante una prueba de PCR específica. En pollos son comunes los tipos A y C.

Volver al principio

Manejo y control

La incorporación de coccidiostáticos al pienso puede ser beneficiosa.

Se utilizan antibióticos tanto para el control como para la prevención de la Enteritis Necrótica.

Volver al principio








Right column