Left column

Acceso al sistema para distribuidores:

French English

Elegir idioma:

Encontrar productos

Encontrar soluciones

Welcome to Eco Salud animal


Aivlosin® en aves de corral

 

Micoplasmosis

La micoplasmosis, causada tanto por Mycoplasma gallisepticum (Mg) como por Mycoplasma synoviae (Ms), es una enfermedad de alta prevalencia en la industria comercial de aves de corral en muchas partes del mundo.



Mycoplasma gallisepticum (Mg)

Signos clínicos

Epidemiología

Diagnóstico

Tratamiento

Management and control



Mycoplasma synoviae (Ms)

Signos clínicos

Propagación de la enfermedad

Diagnóstico

Manejo y control



Mycoplasma gallisepticum (Mg)

Mg generalmente causa enfermedad respiratoria crónica en pollos destinados a la producción de carne. El micoplasma se fija a los cilios de las células epiteliales del aparato respiratorio y puede incluso hacer que los cilios dejen de moverse. Otras cepas pueden ser más invasivas y escapar del aparato respiratorio a otros lugares, como el aparato reproductor o las articulaciones de las patas.

Volver al principio

Signos clínicos

Los signos respiratorios crónicos como la tos, los estornudos y el estertor traqueal son más evidentes en pollos mientras que la sinusitis y la conjuntivitis son los signos principales en pavos. Los signos macroscópicos pueden consistir en mucosidad en las fosas nasales, tráquea y pulmones. El agrandamiento del seno infraorbital, especialmente en pavos, puede ser evidente como resultado de la acumulación de mucosidad y posteriormente de material caseoso.

Mg es un patógeno primario por sí solo pero la enfermedad puede exacerbarse en presencia de otros patógenos respiratorios o si el ave está débil por otros motivos. Las lesiones aumentarán de severidad como consecuencia de infecciones concurrentes, como IBV, NDV, TRT y E. coli. La "reacción" a vacunas víricas respiratorias puede exacerbarse en presencia de micoplasma.

Las aves con infecciones en las articulaciones de las patas, como por ejemplo el corvejón, pueden tener dificultad para caminar debido al exceso de fluido que inflama la articulación.

La infección por Mg en aves ponedoras puede causar una disminución en la producción de huevos y una disminución en la calidad de los huevos junto con una menor capacidad de incubación.

Volver al principio

Epidemiología

El micoplasma puede transmitirse a través del huevo; algunos embriones en desarrollo podrán morir, aunque eclosionarán suficientes polluelos infectados para transmitir la enfermedad entre la parvada.

El medio principal de propagación entre la parvada es la transmisión por aerosol del material infectado de ave a ave, especialmente en parvadas de gran densidad. La propagación entre parvadas puede ser a través de fómites (por ej.: botas y equipos) y posiblemente a través del aire en distancias cortas.

Volver al principio

Diagnóstico

Aunque existen problemas con la sensibilidad y especificidad de la prueba de aglutinación rápida en placa, se utiliza con frecuencia para la detección en una parvada e indicar que las aves están infectadas. Se trata de una prueba relativamente barata y sencilla de hacer y se obtienen resultados rápidos de un gran número de sueros. En general, cuantas más muestras se analicen de la misma parvada, más exacto será el resultado de la prueba.

Otra alternativa para la serología es el inmunoensayo ELISA, aunque también tiene inconvenientes similares a los de la prueba de aglutinación rápida en placa (sensibilidad y especificidad). Se puede utilizar como parte de un sistema automatizado y para analizar un gran número de sueros.

En aquellos casos que la serología no indique resultados claros, la enfermedad se diagnostica mediante identificación del organismo o de su ADN, que puede obtenerse mediante cultivo o por el uso de PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Los lugares idóneos para la toma de muestras con hisopos son la hendidura coanal, la bucofaringe y la cloaca. Hay que tener cuidado con el transporte del material (utilizar hisopos húmedos y servicio de mensajería, si es posible) ya que los micoplasmas son organismos relativamente sensibles. Cultivar micoplasma puede resultar difícil y requiere cierta pericia. La identificación de este organismo que crece de forma relativamente lenta, normalmente se hace con un ensayo de inmunofluorescencia que incorpora un antisuero específico al micoplasma.

Volver al principio

Tratamiento

El tratamiento de las aves infectadas (principalmente ponedoras y de producción de carne) con antibióticos se practica en el campo. El antibiótico debe estar presente en las mucosas del aparato respiratorio. Previamente, se creía que los micoplasmas se encontraban únicamente en el aparato respiratorio asociados con las superficies de las células epiteliales, pero evidencias recientes han demostrado que Mg puede entrar en las células e incluso replicarse intracelularmente. Un antibiótico intracelular eficaz ofrece ventajas sobre un antibiótico que no penetra en las células.

Las vacunas también se utilizan en aves ponedoras para evitar caídas en la producción de huevos y efectos en la calidad de los huevos. Se utilizan tanto vacunas inactivadas como atenuadas (F, ts-11 y 6/85) en el campo. La vacuna F es más virulenta mientras que las otras dos no lo son tanto, así que tal vez no induzcan una respuesta de anticuerpos detectable, aunque por lo general también protegen. Las vacunas no están registradas para el uso en pollos destinados a la producción de carne o pavos.

Volver al principio

Manejo y control

En algunos casos, como en lotes de abuelas y reproductoras comerciales, es posible erradicar los micoplasmas y mantener, las explotaciones de aves reproductoras libres de enfermedad. Un núcleo pequeño de aves es chequeado y mantenido libre de la enfermedad. Los lotes se expanden a partir de este núcleo limpio. El tratamiento antibiótico de los huevos embrionados para establecer aves libres de micoplasma es posible y se practica.

Ha resultado ser mucho más difícil mantener granjas de ponedoras y de pollos libres de esta enfermedad.

Volver al principio



Mycoplasma synoviae (Ms)

En general, todos los aspectos de la enfermedad son similares a los de Mg.

En un principio el organismo se asoció a sinovitis mientras que hoy en día se asocia con más frecuencia a una enfermedad respiratoria leve. Experimentalmente, las cepas con hemaglutinina se asocian con más frecuencia a sinovitis.

Mycoplasma synoviae es muy frecuente en aves ponedoras comerciales con una mortalidad normalmente inferior al 10%. La importancia económica de esta enfermedad es difícil de determinar dada la escasez de evidencia documentada.

Volver al principio

Signos clínicos

Los signos clínicos a menudo no son aparentes, pero cuando están presentes pueden manifestarse como signos respiratorios y de artritis.

En la forma respiratoria, únicamente puede haber presencia de estertores traqueales leves.

En la forma aguda de la artritis se observa depresión marcada, retraso en el crecimiento, pérdida de la condición junto con inflamación de las articulaciones de las patas y del corvejón que produce cojera.

El efecto sobre la producción de huevos varía; algunos informes indican que se produce una caída en la producción de huevos del 5-10% aunque en otros estudios no se ha comunicado caída en la producción.

Los pollos destinados a la producción de carne pueden verse severamente afectados aunque esto parece limitarse a ciertas cepas patógenas de Ms.

Volver al principio

Epidemiología

Ms se propaga de forma similar a Mg. Sin embargo, parece que la transmisión respiratoria de Ms puede ser más rápida que la de Mg.

Volver al principio

Diagnóstico

De forma similar a Mg, el diagnóstico de Ms se basa en la serología y/o en la detección del organismo o de su ADN. Hay una prueba de aglutinación rápida en placa y una ELISA para serología. Aunque Ms se asocia a la artritis, se utilizan muestras de la tráquea tomadas con hisopos para aislar el organismo. Las condiciones para el crecimiento de Ms son más exigentes que para Mg y la fragilidad de Ms parece ser mayor, especialmente en condiciones ácidas.

Volver al principio

Manejo y control

Se ha indicado que Ms es más resistente a los antimicrobianos que Mg, sin embargo es totalmente susceptible a Aivlosin®.

Volver al principio



Las medidas de control también son las mismas que para Mg.








Right column